Noruega estimó 280.000 soldados muertos y heridos y 30.000 civiles fallecidos en la guerra en Ucrania

Sin explicar cómo llegó a estas cifras, el Ejército de este país del norte de Europa y fronterizo de Rusia elevó sustancialmente las declaraciones oficiales de Ucrania y Rusia y el saldo de víctimas confirmadas de la ONU.

22 de enero, 2023 | 19.36

El Ejército de Noruega anunció este domingo su propio estimado del saldo de víctimas de la guerra en Ucrania. Aseguró que, en casi un año de enfrentamientos, el conflicto causó cerca de 180.000 muertos o heridos en las filas del Ejército de Rusia, y 100.000 de lado ucraniano, además de 30.000 civiles fallecidos

No explicó cómo llegó a esas cifras, dado que se trata de números superiores a las declaraciones oficiales de ambos países y de las estimaciones de las Naciones Unidas, quien, no obstante, siempre reconoce que se trata de cifras conservadoras ya que no posee gente en el frente de batalla para confirmar todas las versiones de heridos y fallecidos. 

En medio de una guerra que continúa y no da señales de terminarse pronto, el jefe de Estado mayor noruego, Eirik Kristoffersen, habló con la emisora local TV2 y sorprendió al anunciar un saldo de víctimas para el conflicto desatado por la invasión rusa. "Las pérdidas rusas se acercan a 180.000 soldados muertos o heridos", afirmó  y agregó, según la agencia de noticias AFP: "Las pérdidas ucranianas van más allá probablemente de 100.000 muertos o heridos; además Ucrania registra 30.000 civiles muertos en esta guerra espantosa."

A diferencia de Rusia y Ucrania, que hace meses no informan sobre sus bajas, Noruega, país fronterizo con Rusia y miembro de la OTAN desde su fundación en 1949, decidió romper esa barrera y dio cifras muy concretas y mucho más elevadas que las versiones que circulaban hasta ahora. Por ejemplo, en noviembre pasado, el jefe del Ejército de Estados Unidos, Mark Milley, había dicho que Rusia había sufrido más de 100.000 muertos o heridos, con un balance "probable" similar de lado ucraniano.

Pese al enorme número de bajas rusas que informó, el jefe del Estado mayor noruego aclaró que "Rusia está en condiciones de seguir (esta guerra) mucho tiempo". "Lo que preocupa más, es hasta cuando Ucrania será capaz de mantener la aviación rusa fuera de la guerra", pues esto fue posible "gracias a las defensas antiaéreas ucranianas", precisó Kristoffersen.

Acto seguido, el militar noruego defendió el pedido de Ucrania a sus socios occidentales para que le envíen lo antes posibles tanques, algo que hasta ahora Alemania no aceptaba. Sin embargo, este domingo, Berlín cambió de posición. "Si nos plantearan el asunto, no nos opondríamos", declaró la ministra de Relaciones Exteriores y dirigente verde Annalena Baerbock.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►