En su 31ra. edición, el Festival de Biarritz mostró una buena programación y figuras destacadas

30 de septiembre, 2022 | 13.35

(Por Hugo F. Sánchez, enviado especial) Luego de que las películas en las competencias de largometrajes de ficción, documentales y de cortos ya tuvieran sus proyecciones a lo largo del certamen, el Festival de Biarritz Amérique Latine que mañana entregará su palmarés comienza a transitar el final de una 31ra. edición que mostró un perfil distinto al de años anteriores.

El festival, que se realiza en este coqueto balneario de la costa vasca del suroeste de Francia, tuvo en esta oportunidad un abordaje mucho más cercano a los gustos del público que, casi sin excepción, llenó la Gare du Midi, el Casino Municipal y el Cine Royal, las tres salas disponibles para la muestra.

El cambio en la conducción del festival, ahora a cargo de Jean-Christophe Berjon, se notó en la orientación de la programación, más accesible y acorde con los espectadores de la región, sin duda interesados en acercarse a la cultura latinoamericana pero sin grandes entusiasmos por películas más arriesgadas o experimentales, como fue la recordada “La flor”, del argentino Mariano Llinás, de casi 14 horas de duración, que fue rechazada con chiflidos cuando recibió el Premio del Jurado en 2018.

Este contenido se hizo gracias al apoyo de la comunidad de El Destape. Sumate. Sigamos haciendo historia.

SUSCRIBITE A EL DESTAPE

Con Brasil como país invitado, que presentó una muestra de 10 largometrajes y 14 cortos curada por el prestigioso director brasileño Kleber Mendonça Filho ( “Bacurau”, “Aquarius”, “Los sonidos de Recife”), y películas de Argentina, México, Colombia, Chile, Costa Rica, Cuba y Nicaragua en las diferentes secciones, esta edición del Festival de Biarritz presentó una foto bastante representativa del cine latinoamericano del presente.

El cambio de mirada del festival vasco-francés en cuanto a la selección de obras, ya sea en competencia o no, pudo verse este año en títulos como el filme de terror “Huesera”, de la mexicana Michelle Garza Cervera, o el violento humor de “Punto rojo”, del argentino Nicanor Loreti; solo dos ejemplos de películas que difícilmente hubieran participado de la muestra en años anteriores.

Justamente, además de film de Loreti, que participó en la última edición del Festival de Mar del Plata, fueron varias las películas nacionales presentes este año en Biarritz.

“El suplente”, de Diego Lerman, como película de apertura; y “Argentina, 1985”, de Santiago Mitre, que cerrará mañana la 31ra. edición, son solo la avanzada del cine argentino que una vez más fue protagonista.

La mencionada “Punto rojo" y “Sublime”, ópera prima de Mariano Biasin, compiten por el Premio Abrazo al mejor filme de ficción, junto a las mexicanas “El norte sobre el vacío”, de Alejandra Márquez Abella, y “Huesera”, de Michelle Garza Cervera; la chilena “1976”, de Manuela Martelli; y la nicaragüense “La hija de todas las rabias”, de Laura Baumeister.

Por su parte "Las delicias", de Eduardo Crespo; "Luminum", de Maximiliano Schonfeld; y "Retratos del futuro", de Virna Molina, compiten por el premio mayor en Documentales con filmes de Colombia, Perú, Chile, Cuba, México y Brasil.

Los tres relatos argentinos se miden con la colombiana "Alis", de Clare Weiskopf y Nicolas Van Hemelryck; la chilena "El veterano", de Jerónimo Rodríguez; "Mafifa", de Daniela Muñoz Barroso, y "Teorema de tiempo", de Andrés Kaiser.

Además aspiran al Premio Abrazo Documental la peruana "Bruma", de José Balado Díaz; y las brasileñas "O lugar mais seguro do mundo", de Aline Lata y Helena Wolfenson; y "Todas por Uma", de Jeanne Dosse.

Además de una programación equilibrada, este año Biarritz demostró su poder de convocatoria, con visitas destacadas como el escritor cubano Leonardo Padura (“El hombre que amaba a los perros”, “Como polvo en el viento”, “La novela de mi vida”,”Havana blue”), que ofreció un encuentro para el público que llenó el Salón Embajador del Casino Municipal; y la brasileña Patricia Melo (“El diablo baila conmigo”, “Valsa Negra”, “El ladrón de cadáveres” , “Elogio da mentira”).

También visitaron el festival dedicado a la cultura latina el director chileno Sebastián Lelio -que viene de competir por la Concha de Oro en San Sebastián con “The Wonder”-, Laurent Cantet (“El empleo del tiempo”, “La clase”, “Recursos humanos”) y el presidente del jurado Éric Lartigau, autor de la exitosa “La famille Bélier”, que en su remake estadounidense a cargo de Sian Heder ganó los Oscar como mejor película, guion adaptado y actor secundario para Troy Kotsur.

Con información de Télam

LA FERIA DE EL DESTAPE ►