Bitcoin y chori: pertenece al Frente de Todos y creó la comunidad criptoperonista

Laureano Bielsa, peronista y abogado, creó la comunidad Criptoperonista, que cuenta con un canal de YouTube, redes sociales y encuentros presenciales. Cómo se une al peronismo con lo que él llama "la cuarta revolución industrial".

21 de septiembre, 2022 | 18.17

Nacional, popular y cripto podría ser la una nueva forma de denominación para el peronismo, o por lo menos así lo ve un militante que intenta conectar el mundo de la economía virtual con la doctrina justicialista. Laureano Bielsa, peronista y abogado, creó la comunidad criptoperonista, que cuenta con un canal de YouTube, redes sociales y encuentros con cierta regularidad para charlar y debatir sobre la implementación de los activos digitales y la blockchain, pero desde una mirada muy particular. 

Hijo de Rafael Bielsa, actual embajador de Argentina en Chile, Laureano es miembro de la Comuna 2 de la Ciudad de Buenos Aires y, además, es uno de los fundadores de Grupo Bicentenario, uno de los nuevos espacios políticos construidos dentro del Frente de Todos. Durante la pandemia que encerró al mundo tuvo su primer acercamiento con esta novedosa tecnología. Desde ese momento visualizó cómo la modalidad cripto se inscribe dentro de un proceso transformador de la economía financiera internacional, un hecho que no puede ser ignorado por el peronismo de cara a las décadas venideras. O en simples palabras: unir al chori con el bitcoin. 

“Sentí curiosidad por sentir que había algo interesante, por la narrativa, por la gente involucrada. Esto nace con la crisis del capitalismo financiero de 2008. Hice una especie de curso acelerado para comprenderlo del todo. Eso se empezó a mezclar con que venía observando de la política, debido a que percibía una frustración fuerte por ver un peronismo raro, que no podía proveer soluciones, gestionar, y prometer futuro”, relata Bielsa a El Destape. En línea con su pensamiento, Laureano, junto a un equipo de trabajo multidisciplinario, creó el canal criptoperonista en YouTube para ampliar la comunidad y que cada vez más personas se puedan acercar al proyecto.

Desde su canal, explica con simpleza los laberintos del ámbito cripto para que cualquiera pueda acercarse a esta herramienta desde tres pilares: lo técnico, lo teórico y lo político. Según su mirada, detrás de este fenómeno hay una “búsqueda de grandes comunidades de tener mayor transparencia en cómo manejarse, conocer las reglas de juego, y la trazabilidad de los fondos a los que uno accede”.  

Sin embargo, también ve una salida más amplia, que es la “cuarta revolución industrial, la economía del conocimiento”, que “cambia el mundo, la forma de producir, de relacionarse, que arrancó con internet, se masificó con lo smarthphones y se catalizó con la pandemia”.  Y si hay revolución, hay peronismo. 

“Con criptoperonismo le hablamos a dos públicos: Por un lado, al público cripto, para demostrar que el peronismo se interesa en una materia donde puede aportar mucho: porque trae consigo más de la mitad del país, una cultura organizativa, trae mística, liderazgo en una industria muy joven. Y al mismo tiempo, le decimos al peronismo tradicional que esto no es una fiesta especulativa, acá hay trabajo argentino y movilidad social ascendente”, sintetiza Laureano. 

La comunidad criptoperonista no solo habla puertas adentro, sino también busca generar puentes con otras comunidades cripto locales. En este sentido, participó en eventos como el Bitcoin Pizza Day, el encuentro de la comunidad Cordoverse y el más reciente Polkadot Decoded, entre otros eventos vinculados a la temática criptos y blockchain.  

Verdad 21: para un criptoperonista no puede haber nada mejor que otro criptoperonista 

A pesar de lo disruptivo, el debate cripto no llegó al seno de la política nacional. Tal vez la participación del Estado dentro de un mercado sin precedentes sea la inquietud más importante. 

“El Estado tiene un rol central en el desarrollo de cualquier tecnología, debe estar sobre los cambios tecnológicos con una actitud de fomento. Hay que potenciar los beneficios y limitar los efectos nocivos, pero para eso hay que dedicarse. El Estado tiene la capacidad de hacerlo, hay que tomar un rol de fomento”, remarca Bielsa. Y va más allá: “Si esta tecnología se volviese universal mañana, el primer gran perjudicado es el orden mundial financiero, y en segundo lugar los Estados que no se puedan adaptar”. 

Para Laureano, el peronismo “tiene que entender que lo que antes eran las fábricas convencionales, hoy son fábricas digitales de dólares... cerebros de pibes reunidos en un bar con una computadora produciendo dólares”. En ese sentido, se encarga de subrayar: “Esto también es industria nacional. Nosotros decimos que muchos de estos pibes y pibas hablan como liberales, pero se comportan como peronistas, se manejan con solidaridad entre ellos, buscan un impacto social positivo”.   

“Falta formación financiera, ni mi familia, ni mi partido, ni la escuela, la universidad, nadie me habló de cosas básicas, qué es la plata, la tarjeta de débito, qué es una tasa de interés, que me pueden o no cobrar, el uso de un cajero, qué es el dinero. El sistema nos entrena para trabajar para anónimos, eso se está extinguiendo”, comenta Bielsa. Estos interrogantes se multiplican y la comunidad se expande hacia otros puntos del país como Rosario, Mar del Plata o Córdoba, donde se montan nodos temáticos relacionados con los intereses de sus miembros. Desde blockchain y educación popular, hasta trabajo y producción. “La Argentina cripto con la que San Martín soñó”, resuena en las unidades básicas.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►