Qué es el autismo: causas, tipos, comportamientos y tratamiento

El autismo es una afección relacionada con el desarrollo del cerebro que afecta a la percepción y socialización de una persona. Hay un amplio abanico de síntomas y gravedad.

05 de agosto, 2022 | 13.21

El autismo, denominado también como Trastorno Generalizado del desarrollo (TGD) o TEA (Trastorno del espectro autista) es una afección relacionada con el desarrollo del cerebro que afecta la manera en la que una persona percibe y socializa con otras. Esto causa problemas en la interacción social y la comunicación. Sin embargo, no se puede hablar de un solo tipo de autismo por lo que no hay dos personas iguales con condición del espectro autista: hay un amplio abanico de síntomas y de gravedad.

En la Argentina no existen datos estadísticos sobre cantidad de personas que tienen comportamientos dentro del espectro autista pero especialistas toman y extrapolan datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, que estimó que una de cada 44 personas poseen algún tipo de este trastorno.

Además de ser asociado directamente con la infancia, el autismo suele estar ligado mayormente a los varones dado que, hasta hace unos años, la prevalencia era cuatro veces mayor en varones sobre mujeres.

Qué es el autismo: causas y cómo se detecta

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de afecciones diversas que se caracterizan por algún grado de dificultad en la interacción social y la comunicación. Otras características que presentan son patrones atípicos de actividad y comportamiento; por ejemplo, dificultad para pasar de una actividad a otra, gran atención a los detalles y reacciones poco habituales a las sensaciones.

Este trastorno suele aparecer antes de los 3 años de edad, siendo una condición permanente. Sin embargo, a menudo, el autismo no se diagnostica hasta mucho más tarde.

La evidencia científica disponible indica la existencia de múltiples factores, entre ellos los genéticos y ambientales, que hacen más probable que un niño pueda tener autismo.

Desde la Asociación Civil PANAACEA (Programa Argentino para Niños, Adolescentes y Adultos con Condición del Espectro Autista) elaboraron cuestionarios que permiten detectar si un niño o niña presenta señales de alerta de desafíos en el desarrollo socio-comunicacional. Para acceder al mismo hace click en este enlace.

Síntomas

Si bien esta condición no se presenta de una manera única, hay algunos síntomas o características que pueden identificarse: tienen dificultades con la reciprocidad socio-emocional, el ida y vuelta de una conversación, dificultades a la hora de comunicarse de forma no-verbal y para iniciar o mantener amistades.

Además, según la OMS, las personas con autismo presentan a menudo afecciones comórbidas, como epilepsia, depresión, ansiedad y trastorno de déficit de atención e hiperactividad, y comportamientos problemáticos, como dificultad para dormir y autolesiones. El nivel intelectual varía mucho de un caso a otro, y va desde un deterioro profundo hasta casos con aptitudes cognitivas altas.

Tratamiento

No hay manera de prevenir el trastorno del espectro autista, pero hay opciones de tratamiento. Si bien, en general, los niños no dejan de tener los síntomas del trastorno del espectro autista cuando crecen, pueden aprender a desempeñarse adecuadamente.

Según PANAACEA , es importante tener en cuenta que un diagnóstico temprano es una gran diferencia con relación al pronóstico y la evolución de niños y niñas con esta condición. La consulta profesional es necesaria en estos casos y es un derecho previsto en la Ley 27044 en Argentina que establece la obligación de las obras sociales y empresas de medicina prepaga a cubrir las prestaciones de detección temprana, diagnóstico y tratamiento.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►