JxC mira la escena nacional y profundiza su interna porteña

Jorge Macri, Soledad Acuña y Fernan Quirós muestran apoyos y actividad electoral camino a un juego político que terminará con un solo ganador, el mejor posicionado. Martin Lousteau empezó a construir para intentar ganar la Ciudad y vaticinó PASO en todos lados.

03 de agosto, 2022 | 00.05

Que comiencen los juegos electorales. Lanzados a la cancha, los candidatos de Juntos por el Cambio empezaron la contienda en la frontera de la campaña de cara a las elecciones 2023. El que mejor llegue, el que más construya, el que mejores vínculos logre tejer con la política y la ciudadanía, será quien encabece la boleta porteña. Las boletas. El panorama de interna entre el PRO y el radicalismo parece encaminado. Al reto lanzado por la ministra de Educación, Soledad Acuña, le llegará la respuesta del, hasta ahora, nombre puesto del macrismo, Jorge Macri. Elisa Carrió, en tanto, ya le dio su apoyo al indefinido Fernán Quirós y se mostrará con él mientras Martín Lousteau, por los rojos, arrancó a construir “para ganar” en 2023.

"Me gustaría ser jefa de Gobierno acompañando un proyecto de Horacio Rodríguez Larreta como presidente", dijo Acuña y se subió oficialmente a la contienda electoral. La ministra, como ya había adelantado El Destape, es uno de los varios nombres que el larretismo empezó a sondear como posibilidad para el año que viene y llegó la confirmación. En los primeros estudios cualitativos, sin embargo, se la vinculó mucho con su área, acotada a la Educación, sin expansión hacia otros niveles de gestión más generales.

Esa etiqueta fue acaparada, mayormente, por Jorge Macri. El alcalde en uso de licencia de Vicente López fue el que demostró, hacia adentro, tener más ambición y conocimiento de la gestión de una intendencia. Hasta ahora, se había posicionado como el nombre seguro del macrismo para intentar retener la Ciudad de Buenos Aires pero empezaron a aparecer los retadores. Acuña, tal vez la primera en hacerlo con fuerza dentro del espacio. Por eso, el cacique dará su respuesta simbólica, casi tangencial, a ese lanzamiento.

Macri volverá a sus pagos. Este miércoles estará en Vicente López, donde se lo vio hace dos semanas junto a Mauricio, para recibir una certificación por ser ese el primer municipio con escuela pública Municipal Google de Argentina e Hispanoamérica. Al evento, programado para las 10 de la mañana en una escuela de Florida Oeste, lo usará para mostrar las bondades de la inversión en educación pública y, casi por extensión, dar una prueba de lo que podría llegar a hacer en la Capital Federal en caso de ser el elegido. Por lo bajo, el reconocimiento a su gestión en la materia que le servirá para contrastar con las acciones de Acuña en la CABA. Una respuesta sutil, pero respuesta al fin. Parte de la lógica de diferenciarse sin romper, con la convivencia futura asegurada.

Más allá de los guiños internos, una distinción sustancial entre ambos candidatos. Los dos, Acuña y Macri, forman parte del proyecto presidencial de Larreta pero la ministra, según declaró en Perfil hace un mes, optó por apoyar la candidatura de Néstor Grindetti, intendente de Lanús, en Buenos Aires. Jorge, en tanto, se embarcó en el armado de Diego Santilli, el elegido por el jefe de Gobierno. El año pasado, el hombre de Vicente López fue el que más resistió la llegada del porteño a los pagos bonerenses pero terminó por acordar y hoy, con un futuro en la CABA, optó por acompañar ese proyecto.

Con quien no mostró la mejor relación es con Elisa Carrió, fundadora de la alianza. No hubo un episodio puntual que los distanciara pero ella no tiene la mejor percepción del funcionario de Larreta. Por eso, públicamente ya apostó por la candidatura de otro de los nombres danzantes, el de Fernan Quirós. El titular de la cartera de Salud podría haber tenido el camino allanado hacia el 2023 si hubiera aceptado la postulación, el año pasado, a diputado nacional. Hoy, el panorama se le volvió más complejo pero sigue siendo una de las opciones. La líder de la Coalición Cívica compartirá con él un curso de "pandemia, crisis y salud mental" desde el miércoles que viene, por tres semanas, en el Instituto Hannah Arendt. Un guiño político. Lo valora realmente y el apoyo se dio en ese sentido.

Frente a este ballet del PRO, el radicalismo posicionó con fuerza, y él ya lo confirmó, a Martin Lousteau. El líder de Evolución ya había protagonizado una elección pareja, que incluso puso en aprietos a Larreta, en 2015 y no sólo empezó a construir, hace meses, para lograr un escenario similar sino "para ganar". El senador lo dijo en un locro, internas en todos lados. Y la Ciudad no sería la excepción.

Si bien estos son los nombres más fuertes, instalados, en el arco opositor, podrían sumarse otros protagonistas. María Eugenia Vidal había sido medida en la Ciudad como una posibilidad pero se mostró más concentrada en su construcción nacional. Sin embargo, ella ya aseguró que estará donde él PRO necesite que esté. Dentro o fuera de una boleta el año que viene. 

A casi un año del cierre de listas, la definición seguirá abierta. Tendrán que caminar para ver quién llega mejor. Los porteños ya arrancaron con las típicas charlas con vecinos. Vidal todas las semanas tiene una actividad en la Ciudad y Buenos Aires. El que logre contentar al armado y se ubique mejor en las encuestas, será el que vaya. 

Mientras tanto, Horacio Rodríguez Larreta siguió con su recolección de adhesiones. Después de mostrarse con el agro tres veces en menos de dos semanas, el jefe de Gobierno estuvo con el Consejo Directivo de la CAME. Ante ellos, pidió "recuperar el premio al esfuerzo y devolverle al país el rumbo correcto para liberar todo el potencial y el talento que tenemos". Con la muletilla del consenso, detalló algunos puntos del plan, aún en confección, para "promover la producción, la industria y el comercio a través de una reforma impositiva, en políticas activas para mejorar el acceso al crédito y en una transformación de las regulaciones de cada sector". El fin de semana tendrá una agenda fuera de la Capital Federal, en Rosario y Santa Fe.

LA FERIA DE EL DESTAPE ►