Insólito: Dietrich atacó al Gobierno por reactivar una obra frenada durante el macrismo

Se trata de la terminal C del aeropuerto internacional de Ezeiza, que en 2019 se frenó por el accidente y posterior muerte de un obrero. Destrabada la situación judicial y tras una renegociación con la constructora, la gestión de Guerrera inició nuevamente la obra con una inversión de $ 4 mil millones.

05 de agosto, 2022 | 18.22

El exministro de Transporte Guillermo Dietrich salió a cruzar al actual titular de esa cartera, Alexis Guerrera, por reactivar una obra que fue frenada durante la gestión de Cambiemos. Se trata de la terminal C del aeropuerto de Ezeiza, que en 2019 se frenó por el accidente y posterior muerte de un obrero. Ahora, tras destrabar la situación judicial, el Gobierno volvió a iniciar la construcción con una inversión de 4 mil millones de pesos.

"Que tristeza que se mienta tan burdamente. Estas actitudes devalúan la palabra de lo que es y representa un ministro. Esta obra monumental, que comenzamos junto a @mauriciomacri, estaba a días de finalizar y lo sabemos todos. Mi última recorrida fue el 5/12/2019 acá las imágenes", le respondió Dietrich a Guerrera, quien resaltó: "La modernización del Aeropuerto Internacional de Ezeiza es otra de las obras que el gobierno anterior abandonó y retomamos".

En diálogo con El Destape, desde Transporte dijeron: "Cuando asumimos, la obra estaba judicializada pero desde el ORSNA y AA2000 se trabajó para que la justicia habilite a que se retomen las obras. Luego renegociamos todos los precios por la inflación y costos asociados". 

En septiembre de 2019, murió el capataz José Bulacio en esa obra. "En el día de la fecha, a las 16:20 hs se registró un accidente en una obra del aeropuerto de Ezeiza al ceder una pasarela de la firma TANE, ocasionando el fallecimiento de un trabajador, José Bulacio, capataz de dicha firma; otros 13 resultaron heridos", informaron ese día desde Aeropuertos Argentina 2000. 

De hecho, un funcionario de María Eugenia Vidal fue contundente sobre lo sucedido. El delegado del Sector de Inspección del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires Sergio Lescano se refirió a la tragedia ocurrida en el aeropuerto de Ezeiza, la cual le costó la vida a a un obrero y dejó otros diez heridos en una obra que el presidente Mauricio Macri pensaba inaugurar en breve. Al respecto, señaló que “podemos inferir  que esto sucedió por un apuro en las obras” y confirmó que “hay una inspección que detectó problemas, pero no se suspendió la obra. Se le puso una infracción, no una suspensión de tareas”. 

Lescano dialogó ese día con el programa Habrá Consecuencias (El Destape Radio) y allí dejó al descubierto que “el Ministerio de Trabajo no hace una tarea de inspección adecuada en la provincia de Buenos Aires”. En esa línea, afirmó: "Las obras grandes deberían tener un programa especial sobre riesgos, y en este caso eso no se cumplió”.

Ahora, el gobierno nacional reinició las obras en el Aeropuerto de Ezeiza con una inversión de 4 mil millones de pesos y que tendrá una nueva terminal de pasajeros más moderna y equipada para mejorar la comodidad y seguridad de los argentinos y argentinas. En enero de 2020 se tomaron las obras, pero se frenó con la pandemia. El gobierno actual en estos más de dos años tuvo que destrabar la cuestión judicial y renegociar con la constructora los precios. 

Algunas de las tareas que restan ejecutar en esta segunda etapa de la “Nueva Terminal de pasajeros” (Nuevo Hall B) son: cubierta y estructura metálica; Curtían Wall (Frente); estructura metálica de la Cubierta Zeppelin (Planta alta); cubierta Vidriada Zeppelin (Planta alta); sistema de transporte de equipajes automático BHS; instalación BMS y control de puertas; instalación eléctrica, audio y video interno - cableado estructurado; dos islas de mostradores de check-in; y montaje y puesta en marcha de medios de elevación (escaleras y ascensores).

El edificio se desarrolla en tres niveles, posee un frente de 250 m y tiene 45.000 m² de superficie total. La planta baja contará con 165 puestos de check-In, distribuidos en 5 volúmenes, y 128 puestos de self-check-in, ubicados entre las 5 islas. El nivel superior, donde se localizarán las áreas de control de seguridad y migratorio, se desarrolla como un edificio con forma de “Zeppelin” insertado dentro de la estructura externa que envuelve todo el conjunto. Por último, contara con un subsuelo para áreas operativas de manejo de equipaje con sistemas automatizados y de control de última generación. El nuevo edificio consolidará en etapas la operación de todas las líneas aéreas en una sola terminal.

 

LA FERIA DE EL DESTAPE ►